2015-07-31 Offset, KBA
El invento de que cambió el sector de los impresos


El 29 de noviembre de 1814, el Times londinense se imprimió por primera vez en una máquina de cilindro doble de Friedrich Koenig y Andreas Bauer con energía de máquina de vapor. Por lo tanto, tras los 360 años de la prensa manual de Gutenberg, la impresión mecanizada celebró recientemente su 200 aniversario.


Obsesionado con la idea de sustituir el duro trabajo físico que suponía la pren- sa manual por una máquina impulsada por vapor, el impresor cualificado y genial inventor Friedrich Koenig introdujo cilindros giratorios en el proceso de impre- sión. El mecánico de precisión Andreas Bauer le ayudó a construir una máquina de impresión operativa en Inglaterra –en aquel entonces una nación industrialmente avanzada. Con su máquina de cilindros, Friedrich Koenig y Andreas Bauer sustituyeron la fuerza humana por la potencia de las máquinas, creando las condiciones técnicas para la difusión de los medios impresos entre sectores de la población menos acomodados. Y, de ese modo, realizaron una gran contribución a la sociedad.


El 9 de agosto de 1817, ambos pioneros fundaron en el monasterio de Oberzell, cerca de Würzburg, la fábrica de prensas rápidas Koenig & Bauer como primera fábrica mundial de máquinas de impresión. Todos los demás fabricantes alemanes de máquinas de impresión surgieron posteriormente en la cuna de la construcción de máquinas de impresión en Franconia.


HITOS RELEVANTES

La máquina de cilindro doble para el Times fue un hito importante en los más de 500 años de historia de la impresión. Su rendimiento de 1.100 pliegos impresos por hora –respecto de los 240 pliegos con la prensa manual de Gutenberg– su- ponía una productividad prácticamente cinco veces superior. Se podía imprimir y distribuir de forma correspondiente- mente más rápida, actual y económica. La invención básica de Friedrich Koenig de conducir el papel –y más adelante también muchos otros soportes de im- presión– como pliego individual o como banda desde la bobina a través de un cilindro giratorio e imprimirlo directa o indirectamente mediante un molde de impresión entintado mecánicamente continúa vigente hasta nuestros días en el proceso de impresión analógica. En la impresión digital, aunque en ocasiones la impresión tiene lugar sin contacto (inyección de tinta), los cilindros giratorios o los tambores para la conducción del papel también son la norma.

Poco después también se imprimieron de forma mecanizada libros, revistas, catálogos y mucho más. La máquina del Times imprimía pliegos de papel solo en impresión de blanco por una cara. Sin embargo, prácticamente al mismo tiempo, Friedrich Koenig registró su primera patente para una máquina de impresión de blanco y retiración. Las máquinas eran cada vez más sofisticadas y potentes, al tiempo que aumentaba la calidad de im- presión. En 1832, el inventor ya tuvo la visión de una rotativa de bobina, pero no pudo implementarla porque falleció en 1833. Su viuda Fanny Koenig y Andreas Bauer continuaron su obra. Otros fabricantes en Alemania, Inglaterra, Austria y EE. UU. estimularon con sus ideas el avance técnico en la construcción de máquinas de impresión.

Bajo la dirección de Friedrich Koenig jr., la empresa lanzó en 1876 la primera rotativa de bobina. El embudo plegador inventado poco después en EE. UU. permitió aumentar aún más el rendimiento. En 1888 llegó la primera rotativa de cuatro colores y, a principios de la década de 1890, las primeras máquinas especiales para productos impresos de lujo. Adicionalmente, Koenig & Bauer empezó a ocuparse de la impresión de billetes, sector en el que es un proveedor líder de máquinas desde hace muchas décadas.



Fuente. KBA Report
www.kba.com

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Enterate de las últimas noticias, lanzamientos y novedades del mundo de las ates graficas.